martes, 24 de marzo de 2009

Pombo Musical

Poesía y música en una sola pieza de arte. Así podría definirse el álbum Pombo musical, generado por el impulso inicial de Carlos Vives y la vinculación especial de reconocidos cantantes colombianos: Andrea Echeverri, Adriana Lucía, el dúo Huellas, Verónica Orozco, Juanes, Guillermo Vives, Fonseca, Cabas, Distrito Especial, Ilona, Lucía Pulido, Julio Nava, Santiago Cruz, H2, El Guajiro, Hora Local y Los Coros de Niños de la Fundación Batuta.







Cada canción es maravillosa. Con su publicación (letra y música) en esta página, espero contribuir con mi granito de arena para que la obra del "poeta de los niños" sea conocida más fácilmente por las próximas generaciones de infantes alrededor del mundo, ya que en verdad vale la pena su difusión. Ojalá de ésta manera sean muchísimas las personas que se puedan deleitar con las fábulas de Pombo y no quede este goce destinado únicamente para la decreciente minoría lectora de libros de poesía.




La loable empresa de Vives y compañía debe ser exaltada. Gracias a estos artistas hoy podemos contar con una producción que contrasta muchísimo con la mayor parte de música basura contemporánea, la cual con sus letras vacías, tiene a la sociedad girando en torno a estúpidas futilidades. Así, que sin más preámbulos, espero disfruten y aprendan con las siguientes hermosas canciones. Los catorce temas del disco serán publicados en parejas y podrán ser escuchados haciendo click en la nota musical verde ubicada en el reproductor que está en la parte izquierda de ésta página. A continuación la lista de canciones:



1. El Renacuajo paseador.
2. Juan Chunguero.


3. Simón el bobito.


4. El coche.
5. El niño y la mariposa.


6. Pastorcita.


7. El gato bandido.


8. Mirringa mirronga.


9. Juan Matachín.


10. La pobre viejecita.


11. Tía pasitrote.


12. El Robanidos.


13. El modelo alfabetico.


14. Dios y el alma.


Todas las imágenes: Buscador de Google.

El Renacuajo Paseador


Letra: Rafael Pombo


Intérpretes: Andrea Echeverri, Lucía Pulído, Iván Benavides, Carlos Iván Medina, Bernardo Velasco, Ernesto Ocampo, Carlos Vives, Duo Huellas, Coros niños Fundación Batuta.

La más popular de sus obras...






El hijo de Rana, Rinrín Renacuajo,
salió esta mañana, muy tieso y muy majo.
Con pantalón corto, corbata a la moda,
sombrero encintado y chupa de boda.

"¡Muchacho, no salgas!" Le grita mamá.
Pero él hace un gesto y orondo se va.

Halló en el camino a un ratón vecino.
Y le dijo: "¡Amigo! venga, usted conmigo.
Visitemos juntos a doña Ratona
y habrá francachela y habrá comilona".

A poco llegaron, y avanza Ratón.
Estirase el cuello, coge el aldabón.
Da dos o tres golpes, preguntan: "¿Quién es?"
"–Yo, doña Ratona, beso a usted los pies".

"¿Está usted en casa?" –"Sí, señor, sí estoy:
y celebro mucho ver a ustedes hoy;
estaba en mi oficio, hilando algodón.
“Pero eso no importa; bienvenidos son".

Se hicieron la venia, se dieron la mano,
y dice Ratico, que es más veterano:
"Mi amigo el de verde rabia de calor,
démele cerveza, hágame el favor".

*Cervecita para rin rin.
No seas aguafiestas rin rin.
!Ay¡, creo que me mareé*

Y en tanto que el pillo consume la jarra
mandó la señora traer la guitarra
y a Renacuajito le pide que cante
versitos alegres, tonada elegante.

"–¡Ay! de mil amores lo hiciera, señora,
pero es imposible darle gusto ahora,
que tengo el gaznate más seco que estopa
y me aprieta mucho esta nueva ropa".

"–Lo siento infinito, responde tía Rata,
aflójese un poco chaleco y corbata,
y yo mientras tanto les voy a cantar
una cancioncita muy particular".

*Yo no soy obediente
siempre hago lo que me da la gana
y bebiendo cerveza, ron y aguardiente
nadie me gana*



Mas estando en esta brillante función.
De baile y cerveza, guitarra y canción,
la Gata y sus Gatos saltan el umbral,
y vuélvase aquello el juicio final.

Doña Gata vieja trinchó por la oreja
al niño Ratico maullándole: "Hola"
y los niños Gatos a la vieja Rata
uno por la pata y otro por la cola.

Don Renacuajito mirando este asalto
Tomó su sombrero, dio un tremendo salto,
y abriendo la puerta con mano y narices,
se fue dando a todos "noches muy felices".

Y siguió saltando tan alto y aprisa,
que perdió el sombrero, rasgó la camisa,
se coló en la boca de un pato tragón
y éste se lo embucha de un solo estirón.

Y así concluyeron, uno, dos y tres,
ratón y Ratona, y el Rana después;
los gatos comieron y el Pato cenó.
¡Y mamá Ranita solita quedó!



* Los textos entre asteriscos son adicionados por los intérpretes.

Juan Chunguero


Letra: Rafael Pombo.
Intérprete: Cabas.

!Todos locos con la gaita de Juan Chunguero¡






Era Juan Chunguero insigne gaitero
con la misma gaita que fue de su taita,
y aunque un solo aire trinaba este Apolo,
furibundo estrépito formaba con él.


Y muchas parejas, y aun viejos y viejas,
bailaban en tanto con risa y con canto,
y de ellos no pocos resultaron locos
por ate diabólico del músico aquel.


La abuela Tomasa, volviendo a su casa,
bailó una cachucha, tan ágil, tan ducha,
que vieja y canasto se hicieron emplasto
y tortilla espléndida de huevos con pan.


Dicen que un cordero salió maromero
y montó en un lobo que andaba bobo.
Y que aquella vaca que ordeñaba Paca
armó con el cántaro ¡una de San Juan¡


Iba en su camino sudando un pollino
y dándole palo a su enemigo malo,
más oyó al gaitero y ¡adiós al arriero¡
y ¡adiós carga y látigo, cabestro y chichón¡


Pero no hubo gloria en toda esta historia
como la de aquella pastorcita bella
viendo ya encolada toda su manada
valsando alegrísima de la gaita al son.


Y al ver a Pastora aquel Juan Chunguero,
y oyendo a Chunguero la linda Pastora,
él se hizo pastor; gaitera, Pastora,
él su corderito, y ella su cordero.

viernes, 13 de marzo de 2009

Instituciones públicas como potreros

Una odiosa práctica se encuentra arraigada en los funcionarios públicos del país, más que todo en aquellos cuyos cargos son de elección popular: aunque son elegidos para ejercer el servicio ciudadano desde sus diferentes cargos (concejales, diputados, representantes a la cámara, senadores, etc) por un periódo completo de 3 o 4 años según el caso, renuncian en cualquiera de sus etapas para iniciar sus campañas políticas hacia otras instituciones públicas que serán, por decirlo así, su próximo peldaño.


Imágen: Google.

El mensaje enviado a los ciudadanos que los respaldaron en las urnas es claro:


"Mis interéses políticos y personales están por encima de los suyos, aunque los suyos sean generales e importantes",


"Sus votos incentivados por el hambre y la necesidad que son capturados por mi clientelismo, no valen nada",


"Ahí dejo el cargo de mi responsabilidad política para que cualquiera de mis amigos se lucre con él".


Inclusive el Presidente de la República desde su posición incentiva ésta actividad acordando con sus ministros clonados idealmente -y casi físicamente- sus renuncias para que sean quienes lideren los movimientos políticos que le pertenecen al primer mandatario. Aunque menos reprochables son estos cambios por ser sus cargos de libre nombramiento y remoción, no dejan de contaminar el ambiente político nacional creando una atmósfera enrarecida.


Hoy se hace el llamado de cesar ésta falta de respeto con los ciudadanos y las instituciones públicas colombianas, pues, debemos recordar los primeros no son muñecos pintados en la pared cuyas conciencias se pueden manosear, ni las segundas son potreros por los que se pueden entrar y salir al antojo de cualquier persona. Ojalá la próxima vez que acudamos a las urnas castiguemos a quiénes incurren en estos vejámenes políticos con la negativa de nuestra votación por ellos.


Para terminar, un caso de la vida real:


La "concejala" de Pereira Vivian Johanna López Cubillos, elegida por el partido Colombia Viva para que desempeñara su cargo por el período de 3 años, hoy cuando lleva sólo 14 meses de gestión, es decir, menos de la mitad para la cual fue elegida, renuncia para empezar su campaña a la Cámara de Representantes por Risaralda. La campante "concejala" atribuye a "las diferencias políticas de su organización con el alcalde actual Israel Londoño" su nula gestión por los ciudadanos del municipio de Pereria.


Mediocre resultado entonces: 14 meses de gestión, una sola iniciativa presentada al concejo y ésta única desaprobada. Que inmerecidos son los milloncitos del herario que se fueron al bolsillo de la "concejal" López Cubillos y más cuando para su campaña empapeló toda la ciudad atentando contra la salud pública. ¡Ahí están las ventajas que tiene estar casada con un influyente político regional !