martes, 18 de mayo de 2010

!Que viva la música¡

A veces el alma necesita ser desintoxicada de tanta realidad, de tanta violencia, noticieros, política. A veces el alma necesita una ventana para escaparse del día a día. No he encontrado hasta ahora mejor remedio ni salida que la música. A continuación comparto algunas de mis canciones preferidas y espero causen en quienes las escuchen (si es que alguien las escucha) el mismo efecto que causan en mí.

Para escucharlas: hacer doble clic en la nota musical verde del reproductor ubicado en la izquierda de la pantalla.
1. No me dejan salir (Charlie García).



Me encanta ésta canción. Sobre su significado: Al parecer es una adaptación de un tema original de James Brown, el cual la escribió cuando lo arrestaron por tenencia de marihuana. Otras interpretaciones apuntan a lo vivido mientras se presta el servicio militar. En cualquier sentido, transmite con fuerza sentimientos de libertad y la necesidad de sentir amor. Charlie le da su toque retro y personal haciéndola simplemente genial.

La canción está seguida de "Demoliendo hoteles" del mismo autor, la cual es un verdadero descubrimiento para mí y no está para nada mal con su esencia rebelde.

2. Shape of my heart (Sting).



Escuché por primera vez está canción al terminar la película "Leon The Professional" (El limpiador) de la cual Sting es su banda sonora. Aunque me gustó, olvidé buscarla y tenerla en cuenta. Luego, estudiando inglés la encontré de nuevo y desde entonces es un muy buen referente musical.

3. Mariposas tecnicolor (Fito Páez).




Espectacular. Mucha nostalgia, euforia y buen rock en una sola canción. Excelente nombre, buen ritmo. Ella habla por sí misma "...cada vez que me miras, cada sensación, se proyecta la vida... mariposas tecnicolor".
4. You don´t fool me (Queen).


Con esta canción se puede ver un Queen maduro y vanguardista, se puede ver un poco de lo grande que habría sido si Freddie Mercury viviera todavía. Para cada instante en la vida hay una canción especial que dedicar, esta también puede servir para estos fines. Invito a descubrirla.
5. La tierra del olvido (Carlos Vives).



Escuchar esta canción es transportarse por el instante de su duración al Caribe colombiano con toda la magia que este encierra. Escucharla es rendir un tributo al amor, al enamoramiento y a la expresión de grandes sentimientos con hermosos símiles.


6. Sweat a la la la long (Inner circle).


Aún en el Caribe, Inner Circle contagia de buena vibra a todo el que escucha esta canción. El reggae es ambivalente, en algunas ocasiones nos relaja completamente y en otras nos llena de mucha euforia. Esta canción me parece, hace parte del segundo grupo. Como dicen los ticos: pura vida.


7. Heaven for everyone (Queen).



La filantropía brota de vez en cuando en las obras de algunos artistas y sus bandas, generando así, joyas musicales con las cuales toda la humanidad se siente identificada. Inspiran unión y fraternidad mundial. Porque al fin y al cabo, todos vamos a bordo del mismo barco.



8. Amor y control (Rubén Blades).



El toque de salsa lo pone este excelente cantautor panameño con una canción de alto contenido social. Aquí y en China los conflictos familiares son naturales e inevitables, la manera de afrontarlos causará gran daño a los seres queridos o será el cimiento donde se construyan relaciones mucho más fuertes. Lo cierto es que en los momentos difíciles es cuando de verdad se pone a prueba el amor de los familiares, es cuando de verdad se le debe dar la mano a quienes más nos necesitan. No se debe esperar a hacerlo cuando ya es demasiado tarde.


9. Thank you (Dido).



Canción tranquila, suave y profunda. Perfecta para aquellas personas que sin mucho esfuerzo, se convierten en muy especiales para nuestras vidas.

10. Limón con sal (Chichi Peralta).



Hay canciones que recuerdan una época y sacan como por arte de magia muchas imágenes ya perdidas en la memoria. Es lo que me sucede exactamente con esta, además su letra también ayuda a este propósito.


11. Another brick on the wall (Pink Floyd).



Pocas bandas han alcanzado la inmortalidad de una manera tal como lo ha hecho Pink Floyd. También están entre sus logros establecer un paradigma de pensamiento a través de la música, marcando así a toda una generación e influyendo todavía en otras. La presente canción tal vez sea la más popular de esta banda y una de las más críticas al sistema educativo mundial.


"En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad".


Arthur Schopenhauer